22 julio 2014

21 días: Ceremonia del pañal (II)

Bueno, ya han pasado mas de 21 dias y el reto llegó a su fin,así que me imagino que querrás saber cómo me ha ido.



Para serte sincera, nada ha pasado como esperaba. Desde pequeñito a Peke le ha encantado que le cambiasemos el pañal y le vistiesemos. Cada vez que se ponía un poco nervioso lo llevábamos al cambiador y la paz volvía al hogar. Peeero las cosas cambian y las de Peke han decidido cambiar justo justo cuando comenzaba con mi reto. De estar totalmente calmado al ponerle el pañal o la ropa ha pasado a poner mala cara y propinar patadas a diestro y siniestro mientras a duras penas intento encajarle el pañal en su sitio, si antes no me ha echado una meadita traicionera.


Con este panorama imagíname intentando respirar hondo y mantenerme concentrada. Quizá era un buen momento para aprender a meditar en circunstancias de poca quietud para así poder hacerlo luego en cualquier situación, pero que le vamos a hacer, a mi no me ha salido. En el momento que empezaba el proceso se me olvidaba cual era mi propósito y solo podía pensar en cual era la próxima tontería que iba a hacerle a Peke para entretenerle y enfundarle el pantalón. Horas mas tarde y exclamando un ¡ay! me acordaba de que me había propuesto la meditación.

Las propias circunstancias me han regalado una alternativa: la hora de dormir.


Antes de acabar como en la foto, Peke necesita de mí para dormir. La mayoría de las veces le cuesta un ratillo relajarse. Empieza a mover las manos y las piernas emitiendo ruidos extraños. Al principio esta circunstancia me ponía nerviosa a mí, ya que lo único en lo que podía pensar era en cuánto iba a tardar en dormirse.

Un día me dije a mi misma que era lo que había y que, como en realidad, no había prisa lo mejor que podía hacer era relajarme mientras esperaba que Peke se durmiera. Así que respiré hondo, me concentré en ello y cual fue mi sorpresa cuando me di cuenta de que a medida de que yo iba calmandome, ¡Peke también lo hacía! (Te voy a decir algo, me hizo descubrir que en todas las situaciones con él,si yo estoy relajada él también. Ahí lo dejo :))

De todas formas,no pienses que ha sido encontrar el momento y ya hacer una gran meditación, ¡qué va,qué va! La mayoría de las veces,y casi sin darme cuenta,cuando Peke ya está dormido,me olvido de la respiración y me pongo a pensar en cien mil cosas y ¡adiós a la meditación, quietud o lo que hubiese conseguido unos momentos antes!

Como suele decirse, comer y rascar todo es empezar ¡ahí es nada!

¿Me cuentas si te propusiste un reto y si lo has llevado a cabo?¿lo has mantenido mas allá de los 21 días?


Estoy demoliendo mis cimientos para volverme a construir. Errores, meteduras de pata, reflexiones...¿Te lo vas a perder?¡Suscríbete ya!:


Delivered by FedBeurner

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por tu comentario!!!!
Debido a la entrada de spam, voy a moderar todos los comentarios, pero no te preocupes porque el tuyo aparecerá después de la aprobación ^_^