08 enero 2015

21 días: Sin Juzgar (I)

He llegado a la conclusión de que me gusta juzgar y criticar. Sí, sí y ¡cómo lo disfruto!
¿A ti no te pasa que cuando hablas sobre otra persona llega un momento que te regodeas en la crítica? Sobretodo cuando hay un "compinche", me puedo pasar un buen rato criticando. Hay veces que incluso me he sentido tan bien haciéndolo que he repetido más veces esa conversación, con otras personas, para sentir el mismo placer.

Así, sin reflexionar mucho, diría que hay dos tipos de situaciones que se juzgan: por un lado, que una persona haga algo que no me guste o con lo que no estoy de acuerdo y, por otro, que haga o diga algo sobre mi que no me guste. Vamos, lo que quiero decir es que se juzgan situaciones ajenas a mi y situaciones que tienen que ver conmigo.

En relación a las ajenas a mí, muchas veces entro en razón y entiendo que cada cual hace lo que puede y/o quiere, empiezo a respetar más las opiniones o decisiones de los demás,. Pero, ay, si tienen que ver conmigo, el degüello está asegurado. "Pi, pi, pi, pi, pi, pi, que si ha dicho esto o aquello, que si como se le ocurre, que lo lógico es que tal o que cual..."

A veces cuando soy consciente de cómo estoy en esos momentos me doy cuenta del subidón, de lo bien que lo estoy pasando, a pesar del enfado. "Es que, qué razón tengo, si, si, tengo mucha razón y las cosas son como yo digo"

No me gusto así, no me gusto nada en esos momentos, es como si me poseyera otra persona. Incluso puedo notar el gasto de energía.
Quiero una vida de exigencia cero, de autocuidado, de no juzgarme y, por lo tanto, de no juzgar a los demás. No me gusta que me juzguen o me critiquen, así que si exijo respeto, quiero ofrecerlo.
Pero aquí viene la duda, ¿puedo vivir sin esa droga? Porque lo siento así, como una droga. Tengo subidón, lo disfruto, pero luego viene el bajón y lo quiero dejar, pero no puedo.
¿Será como dejar de fumar? ¿Tendría que intentar sustituirlo por otra cosa? ¿voy a engordar como cuando dejé de fumar?

Aquí el problema está en que se comparte esa "adicción". Normalmente se disfruta entre dos o más personas. ¿Qué pasará con la relación que tengo con ellxs si me callo a partir de ahora? Con algunas son años de chutes y siempre sale la crítica, ¿podré tener conversaciones con los demás si no juzgo o no les gustará hablar conmigo a partir de ahora?

Surge el miedo a que no me quieran a su lado, la vergüenza del que dirán. Cuando juzgas en grupo y sigues la corriente es otra forma de pertenecer a un grupo y una autoafirmación de que lo que se piensa es lo correcto. Da gusto sentir que eres la que pertenece a un grupo y no así la persona juzgada.

Pero a mí, sobretodo, me surge el miedo a no ser capaz de conseguirlo.
Sé que voy a recaer infinidad de veces, lo sé porque soy imperfecta, pero como tal me animo a pasar a la acción y aprender de los errores.
Como dije en la ceremonia del pañal, y plagiando a Adela Úcar y su famoso programa de 21 días "Hay situaciones que sólo se entienden cuando se viven en la propia piel y como no es lo mismo contarlo que vivirlo voy a intentar pasar 21 días sin juzgar, ni a mí, ni a los demás" ¡Toma ya!

¿Qué me dices, te gusta el reto?

P.D.: Ya te cuento cómo me va la experiencia-experimento



Estoy demoliendo mis cimientos para volverme a construir. Errores, meteduras de pata, reflexiones...¿Te lo vas a perder?¡Suscríbete ya!:


Delivered by FedBeurner

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por tu comentario!!!!
Debido a la entrada de spam, voy a moderar todos los comentarios, pero no te preocupes porque el tuyo aparecerá después de la aprobación ^_^